Algunos falsos mitos sobre Irán

image

– Los iraníes son persas, NO SON ÁRABES
– Llevar velo no significa necesariamente seguir el look de doña Rogelia. Algunas, muchas, son muy estilosas y glamurosas. Y sí, enseñan pelo. La cantidad de pelo que enseñan es directamente proporcional a su progresía y modernidad: en esto los centímetros cuentan (¡Bravo por la mujeres iraníes!)
– Enriquecer uranio no implica necesariamente que el país sea peligroso. De hecho es súper seguro: ni roban, ni secuestran, ni hay Estado Islámico ni terrorismo.
– Los ayaltollahs barbudos y fantaizados por suerrte no se encuentran con facilidad en Irán. Al contrario, la gente es absolutamente encantadora. No recuerdo haber visitado in país donde la gente fuese tan hospitalaria y amable.
– Hay vida más allá del kebab. De hecho la cocina iraní es deliciosa.

– Vivir bajo la ley islámica no significa necesariamente aburrirse. Los iraníes salen, hacen picnic por la noche en los parques, fuman narguila, viajan, etc. Y las mujeres van a la universidad sin problema (al menos, eso).
Animo a todos a conocer este maravilloso país.

Je suis Charlie, ¿siempre?

je suis charlie

Pasada la resaca de la enorme ola de apoyo y simpatía (en el sentido anglosajón del término, sympathy) hacia las víctimas de la publicación Charlie Hébdo, siguen flotando dudas e inquietudes en mi cabeza. Frases tan ciertas y tan fuertes como “no estoy de acuerdo con lo que defiendes, pero daría mi vida por tu derecho a defenderlo”, además de la encendida defensa a la libertad de expresión como valor absoluto de nuestra sociedad me generan dudas. ¿Y si Charlie Hébdo, en vez de satirizar a los seguidores de Mahoma, lo que hiciera fuera ridiculizar a los gays, a los negros o al nacionalismo catalán, por poner algunos ejemplos? Y si en vez de opinar sobre aspectos algo más ajenos a nuestro sistema de valores, lo que hiciera fuera ofender a valores tan arraigados y respetados en nuestra cultura como el respeto a la diversidad o los nacionalismos (en el caso de España), ¿estaríamos tan dispuestos “a dar la vida” por su derecho a defender sus ideas, que ofenden a las nuestras? ¿Seríamos, realmente y de modo absoluto, Todos Charlie?

Quiero creer que sí, que nuestra defensa de la libertad de expresión es absoluta. Pero tengo dudas….

De crisis económica y crisis institutional – Regeneración YA

amapolas con girasoles v02
Dicen que los datos apuntan a una recuperación de la economía con lo que parece que la salida de la crisis está próxima. Permitidme discrepar, al menos en lo que ha CRISIS se refiere.

En mi opinión en España estamos sufriendo no sé si dos, pero sí desde luego algo más, ¡y más profundo!, que una crisis económica. Estamos sometidos a una profunda crisis institucional y existencial. Podremos recuperar el PIB previo a 2008, bajar la tasa de paro, pero no veo que estemos resolviendo nada de la crisis existencial e institucional que sufrimos: no creemos en el sistema de partidos políticos, en el modelo autonómico, en la monarquía, en nuestra historia, en las grandes empresas, en la banca……. Lo que es peor, no creemos en nosotros mismos, en nuestra capacidad de salir adelante, en nuestro futuro común. El problema catalán y el auge de Podemos son solo granos (con pus), síntomas de esta enfermedad. Pero sin ser independentista catalana ni votante de Podemos, también quiero cambiar radicalmente las cosas, me pregunto quiénes somos como país, qué valores defendemos conjuntamente como sociedad, qué tipo de organización queremos, qué proyectos tenemos en común, hacia dónde vamos, qué queremos ser de mayores…..

Y lo peor es que saldremos de la crisis económica y nos olvidaremos de que nos queda lo más importante. Habrá crecimiento económico, incluso bajará el paro, y nos olvidaremos de que pocos profesionales por cuenta propia emiten  factura, existe mucha discrecionalidad en las adjudicaciones públicas, poca exigencia de transparencia, politización de la judicatura, poca inversión en educación de calidad y un largo etcétera pendiente.

La crisis del 98 con la pérdida de las últimas colonias nos sumió, como país, en una reflexión sobre lo que era España. Se escribió y se reflexionó mucho sobre ello y al final nos matamos entre nosotros sin llegar a resolverlo. Hoy ni siquiera estamos planteando preguntas.

No soy pesimista, pero como no empecemos en serio la REGENERACIÓN lo terminaremos pagando caro.
Deberíamos empezar por dejar el cainismo e identificar puntos en común para sumar. ¡Ojalá podamos identificar un proyecto común!

Lo que provoca una foto

Imagen

(Reunión del Consejo Empresarial de Competitividad -CEOs de las principales empresas españolas-)

Esta foto ha sido protagonista de dos conversaciones y artículos que me han provocado reflexión esta semana:

– El desayuno Be&Be de 21 gramos “Liderazgo femenino”. Un primer vistazo a la foto y no hace falta explicar más

– El artículo de opinión de Pedro J. Ramírez de hoy en El Mundo que habla de la relación pendular entre esta foto y el ascenso de Podemos (http://www.elmundo.es/opinion/2014/06/01/538a519bca4741173e8b4577.html?a=5bf408990858c7d0dbe9112ba5bb9e03&t=1401647205). Según Pablo Iglesias estamos gobernados por “los mayordomos de los ricos”. Pues eso.

 

Ni hombre ni mujer sino todo lo contrario

Imagen

La dialéctica hombre-mujer ha provocado no poco desgaste y renuncias innecesarias. Ni los hombres son todos más resolutivos y enfocados a resultados, ni las mujeres tienen todas más inteligencia emocional e intuición. Ni ninguna de estas cualidades por si solas garantizan mejores resultados ni un mundo más vivible.

El centro de todas las iniciativas sociales, económicas, culturales o de cualquier tipo debe ser la persona y la mejora de sus condiciones de vida, de su desarrollo personal y su entorno. Es cierto que para ello TODAS las personas tienen que tener las mismas oportunidades y, para ello, se hace necesario empoderar (palabro donde los haya) a quien parte en inferioridad de condiciones. Sea mujer, inmigrante, alto, zurdo o medio pensionista. Una sociedad equitativa y justa debe poder garantizar la igualdad en el punto de partida. El punto de llegada ya es responsabilidad de cada cual, que para eso está la libertad.

Scarlett y otras chicas del montón

Scarlett y otras chicas del montón

Scarlett y otras chicas del montón

Estoy realmente alucinada con los comentarios surgidos a raíz de la publicación de las fotos del desnudo integral de Scarlett Johansson.  “Decepcionante, “del montón”…. son los calificativos más suaves, subiendo hasta “está gorda”, “tiene tripa”, “tiene las tetas caídas”. Yo no sé qué ven las mujeres que dicen eso cuando se miran al espejo. Ni lo que ven los hombres que dicen estas estupideces cuando miran a sus parejas. Pero o viven una realidad paralela a la que vivo yo, o se han creído que las imágenes de photoshop son reales o nos estamos volviendo todos locos.

Si un pivón como Scarlett está gorda, tiene tripa y un cuerpo decepcionante, es que tenemos el sentido de la sensualidad, el erotismo y la belleza esclerotizado. Y si Scarlett es del montón, ¿cuántas mujeres hay en ese montón, montoncito?

¡Yo quiero ser de ese montón!

image

Llevo días intentando identificar que es “eso” que tienen las parisinas que las hace tan atractivas. No son más guapas que las españolas, ni definitivamente más simpáticas, ni tampoco visten mejor. Y sin embargo tienen un allure que las distingue. Nacen inmersas en la elegancia de esta ciudad, de sus bulevares, de sus avenidas y jardines. Y supongo que las educan para ir por la vida convencidas de que esa elegancia se les transmite por contagio. Y de ahí la seguridad que emanan. Bravo les filles!

Las parisinas